PALABRAS DE DESPEDIDA DE ALEXANDRA CASTRILLON

Publicado el En la categoría: ACJ - YMCA Medellín

 

“Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran”

(Proverbio Congo)

El 2016 fue un año de cierre de una etapa más en la vivencia de otro rol en la ACJ-YMCA Medellín, – el de Directora-… solo eso otra etapa en el camino, pero no es el fin del camino ni de mi vida ni de la ACJ de Medellín, ni de mi vida en la YMCA, ya que es parte de mi y es un lugar privilegiado para servir y compartirlo con otros y otras.

Este año de cierre fue una invitación a estar despierta en la Fe, a tener paciencia, a respetar, a escuchar lo escondido y lo que fluía, a reconocer el lugar de cada uno y cada una en este lugar que nos junta para transformarnos en la vida y acompañar a otros, en este lugar para servir y ser servidos. Es por eso que reafirmo que la ACJ-YMCA sí uno lo decide, puede ser un lugar físico donde vivir profundamente la espiritualidad, aquella que te hace mirar en tu interior, que te lleva por el camino de buscar realidades y de encontrarlas, y que hace que nos juntemos con otros seres para SER donde el hacer es una disculpa, donde se vive el presente, donde el rostro del otro o la otra que a veces vemos por primera vez o que ya conocemos hace algún tiempo, se nos revela siempre como un milagro que es la vida propia y del otro, como hermanos, y hermanas como hijos de Dios.

En un contexto como el de Colombia y Medellín, con sus grandes miedos, violencias y contradicciones en búsqueda de la paz en medio de la corrupción y la injusticia, valoro el trabajo de la ACJ-YMCA y de las otras organizaciones con las que compartimos visiones y sueños, como una fuente que alimenta y transforma el sentido de la vida, y que hace posible como comunidad ir aportando a la transformación del pensamiento, la actuación social y en algunos la dimensión espiritual, resignificando la vida y la paz consigo mismo y con los otros, que es el centro de nuestra misión.

En esta etapa de 8 años en la dirección las huellas que quedan, no se borraran porque las hemos hecho como equipo, logramos tener dos momentos con equipos de staff y voluntarios diferentes, cada uno con grandes aportes, sueños, fuerza y es por eso que el equipo que queda en el 2017, es la nueva generación, en su mayoría profesionales que pasaron por diferentes proceso comunitarios y en la ACJ-YMCA y desde ahí su compromiso es fuerte, seres que se miran en su interior y hacen búsquedas desde el amor y la justicia para aportar a la transformación de las vidas de las personas y las comunidades.

También reconozco que ese equipo trascendió las fronteras de nuestra ciudad y país, lo que hoy somos y hacemos como ACJ-YMCA Medellín, también es gracias a nuestros parners de YMCA Greater of Toronto, Fundación Horyzon de Suiza, YMCA St Louis, Oficina internacional de YMCA USA, y la ALCACJ y las iglesias de Suiza.

Crecimos en…: programas, áreas de trabajo, voluntariado joven, ampliamos nuestras áreas territoriales de incidencia, el trabajo en alianzas y el presupuesto también aumento; al igual que nuestros aprendizajes sociales, técnicos, administrativos y financieros.  Nos quedan grandes retos:

-Cumplir una misión espiritual, en una sociedad que solo se referencia desde el dinero y la competitividad.

-Ser autos sostenibles, en una cultura donde lo social se volvió tan competitivo como lo comercial y el desarrollo hasta desconoce lo humano.

-Fortalecer el voluntariado adulto, cuando estamos cargados de trabajo, sin tiempo para nosotros mismos, la familia, los amigos y la comunidad y la vocación de servicio esta como -dormida.

-Permanecer cuando los desarrollos legislativos y tributarios, no reconocen el aporte social de nuestro trabajo.

Son grandes retos, pero los invito a valorar las oportunidades: un staff comprometido desde su ser, unos voluntarios jóvenes con fuerza para aportar a transformar, la identificación y apuestas por ampliar el voluntariado adulto, el acompañamiento y compromiso de nuestros parners, el reconocimiento y valoración que hay de nuestro trabajo en el ámbito local, nacional e internacional, un paz y una comunidad con una apuesta por la paz, un escenario con grandes posibilidades para emprender nuevos caminos.

“Empieza haciendo lo necesario, después lo posible y de repente te encontraras haciendo lo imposible”

San Francisco de Asís

ALEXANDRA CASTRILLON LAVERDE